Human and Partners | REPERCUSIONES DE LA REFORMA DEL CÓDIGO PENAL EN LAS RECLAMACIONES POR ACCIDENTES DE TRÁFICO
REPERCUSIONES DE LA REFORMA DEL CÓDIGO PENAL EN LAS RECLAMACIONES POR ACCIDENTES DE TRÁFICO
accidente de tráfico, reclamación,seguro, lesiones, abogado, juicio, daños, seguros, compañia,
2813
post-template-default,single,single-post,postid-2813,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,large,shadow3

BLOG

REPERCUSIONES DE LA REFORMA DEL CÓDIGO PENAL EN LAS RECLAMACIONES POR ACCIDENTES DE TRÁFICO

10 Nov 2015, by HumanP in Jurídico

La reciente reforma del Código Penal, operada por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, y que entró en vigor el pasado mes de julio, ha traído, como una de sus consecuencias más relevantes, la supresión de las faltas contra las personas que recogía el Título I del Libro III de dicho cuerpo legal. Con anterioridad, en su mayoría se trataba de conductas tipificadas ya como delitos, que por las circunstancias del hecho evidenciaban una menor gravedad. De este modo, con la reforma desaparecen como faltas de lesiones, pasando a convertirse en delitos leves.

Los supuestos de imprudencia leve, por tanto, quedan fuera del Código Penal, quedando, en virtud del principio de intervención mínima, únicamente dentro de la esfera de actuación de la jurisdicción penal los casos graves de imprudencia. El resto de conductas culposas son derivadas a la vía civil, foto post cochesen su modalidad de responsabilidad extracontractual o aquiliana de los artículos 1902 y siguientes del Código Civil, a la que habrá de acudir quien pretenda exigir responsabilidad por culpa de tal entidad.

La modificación del Código Penal persigue la consecución de la intervención mínima del Derecho Penal y descongestionar los Juzgados de Instrucción de la carga de trabajo ocasionada por la tramitación de asuntos menores, de forma que puedan centrarse en su labor de instrucción de los asuntos derivados de conductas verdaderamente graves (por más que, en relación a la materia concreta que nos ocupa en este artículo, en no pocos juicios de faltas derivados de accidentes de tráfico estén en juego altísimas indemnizaciones en concepto de responsabilidad civil derivada del hecho culposo). En lo referente a los accidentes de tráfico por imprudencia leve, estos pasan a enjuiciarse por la vía civil, con lo que ya no contaremos de forma gratuita con el informe médico forense. Quien quiera reclamar judicialmente deberá abonar un buen informe pericial médico, que deberá ser redactado por un buen perito médico que lo defienda en juicio. Esto, evidentemente, elevará los costes para las partes, al no poder disponer ya de un informe imparcial y gratuito redactado por el médico forense, lo que probablemente favorezca a que aumenten los acuerdos extrajudiciales entre compañías aseguradoras y perjudicados, acuerdos que se pueden alcanzar en base a los informes de asistencia médica del lesionado, o los realizados los servicios médicos de su propia compañía o la contraria.

Una de las cuestiones que más dudas plantean a los profesionales del Derecho dedicados a esta materia es si es posible solicitar al juez de instrucción que dicte título ejecutivo cuando se archive un juicio de faltas por la despenalización de los hechos. En principio, sería de suponer que no sería posible, puesto que el auto de cuantía máxima sólo se puede solicitar cuando se dicta una sentencia absolutoria u otra resolución que ponga fin al proceso penal, provisional o definitivamente, sin declaración de responsabilidad, con lo que al quedar despenalizadas las faltas no podremos acudir a la vía penal o si acudimos se archivará el procedimiento sin más, pues de lo contrario todos seguirían acudiendo a la vía penal para obtener el auto ejecutivo y la reforma no cumpliría con uno de sus objetivos. No obstante, la redacción del artículo 13 de la Ley de responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor pareciera dejar una puerta abierta a que el título ejecutivo pudiera ser solicitado por el archivo de las actuaciones por despenalización de las faltas (al ser evidentemente un motivo más de archivo, y no especificarse nada en la ley), con lo que deberán ser los tribunales los que se pronuncien sobre esta cuestión.

Es de suponer que la reforma consiga relajar la inmensa carga de trabajo de los Juzgados de Instrucción, al no tener que ocuparse ya de los innumerables juicios de faltas derivados de accidentes de tráfico, pero, muy posiblemente, al trasladarse esta carga a los Juzgados de Primera Instancia, el retraso y la congestión en la resolución de los asuntos se mantendrá. El hecho de tener que acudir a la vía civil, donde hay que afrontar los costes de abogado, procurador y un informe pericial, a lo que se une la posibilidad de ser condenado en costas cuando se produzca una desestimación de la demanda si la cuantía del procedimiento supera los 2000 euros, puede que lleve a muchos perjudicados a buscar y aceptar acuerdos extrajudiciales rápidos como “mal menor”, lo que sin duda será muy beneficioso para las compañías aseguradoras, que pueden aprovechar esta circunstancia para ahorrarse grandes sumas de dinero al año.

Desde Human&Partners podemos asesorarles en cuanto a todo lo respectivo a accidentes de tráfico de forma gratuita y explicarles con detalle las formas de proceder en cada asunto.

Share

LEAVE A COMENT