Human and Partners | El Despido: Cómo prepararnos para comunicarlo o qué hacer si nos lo comunican
mercado laboral, prejubilaciones, despidos procedentes, despidos improcedentes, personal branding, responsables de RRHH, mandos intermedios, Pymes, Micropymes, Autónomos, responsabilidad social corporativa
Despido, Outplacement, Desvinculaciones, ERE's, ERTE's, acompañamiento, Adecco, Lee Hecht Harrison, estrés, desempleado, recolocación
1207
post-template-default,single,single-post,postid-1207,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,large,shadow3

El Despido: Cómo prepararnos para comunicarlo o qué hacer si nos lo comunican

23 Feb 2014, by nacho in Desarrollo

outplacement1Inmersos en esta crisis económica  de nuestro país, y a pesar de que parece que ya se vislumbran luces al final del túnel, seguimos leyendo noticias o viendo en televisión la gran cantidad de empresas que presentan ERE’s o ERTE’s a sus trabajadores o desvinculaciones, ya sean por las mal llamadas prejubilaciones o por despidos procedentes o improcedentes. En la gran mayoría de los casos no se refieren a motivos disciplinarios o por rendimiento profesional, sino por la necesidad de amortizar puestos de trabajo: Por motivos económicos, técnicos, organizativos o de producción. Es el argumento más esgrimido por el empresario al despedir a alguien, y debe acreditar objetivamente la necesidad de reducir costes para mantener el negocio y que al prescindir del trabajador se producirá un ahorro real en la empresa.

Pero el proceso de despido no es un trago fácil ni para la persona que lo comunica ni para la persona que lo recibe. Se produce un momento emocional bastante fuerte donde, en función de la preparación previa al acto que se producirá en la comunicación verbal o escrita, cada cual puede desarrollar una actitud diferenciada.

En primer lugar, nos referiremos a la persona que comunica la noticia. Siempre hemos creído que en las empresas, los responsables de RRHH deben ser los que den ese tipo de noticias. En países más industrializados, donde se ejerce un liderazgo real, son los Mandos Intermedios los que desarrollan esta tarea, pues mantiene su figura de líder hasta en esos difíciles momentos.

En España, donde el 98% del tejido empresarial son Pymes, Micropymes y Autónomos, los despidos suelen ser realizados por el Responsable de RRHH, un Directivo o el propio Empresario, o, en su caso, alguien contratado al efecto (Abogado, Graduados en Relaciones Laborales, etc.).

Aunque el trago no es grato, la comunicación debe ser directa y sencilla, sin rodeos, no usar ejemplos ni casuística, comunicar de manera clara y explícita la decisión adoptada respecto al profesional y los motivos que han llevado a tomar esta decisión.

A partir de este momento, y teniendo en cuenta los aspectos más básicos de una política de responsabilidad social corporativa, ofrecer ayuda emocional y profesional para poder desarrollar una buena reentrada al mercado laboral (siempre y cuando el profesional despedido se lo merezca)

En Human&Partners hemos desarrollados sistemas de formación para Mandos y Directivos, donde enseñamos a utilizar herramientas comunicativas, emocionales y liderazgo para afrontar estas situaciones de manera exitosa, acompañadas con razonamientos jurídicos y, por otro lado, realizamos procesos de outplacement  (o acompañamiento) para mejorar el personal branding (o posicionamiento) y desarrollar medidas de apoyo emocional, empoderamiento y relanzamiento de la carrera profesional de las personas desvinculadas de la empresa.

En segundo lugar, nos referiremos a la persona a la que le comunican su despido. Recibir este tipo de noticias viene a ser un shock importante, aunque no suele ser traducido como una experiencia traumática. En la mayoría de las veces, ya sea por mis problemas con la empresa como por los momentos críticos por las que atraviesa, nos vamos haciendo a la idea de que tarde o temprano me tocará a mí. Queremos que se retrase lo máximo posible o que no nos llegue, pero al final… nos lo veíamos venir.

Diversas estructuras cerebrales (amígdala, corteza prefrontal, neocórtex) se activan con mayor o menor fortuna y contribuyen e influyen sobre el resto de los niveles de respuesta, por lo que no todo el mundo reaccionará de la misma manera. Ante este tipo de noticia llegamos a un momento crítico donde dependiendo de la capacidad y los recursos de cada uno lo podremos percibir como un momento de desestabilización emocional donde mis recursos de respuesta hacia ese estímulo se ha desbordado y no sabe cómo reaccionar. Algunos entran en crisis de ansiedad, otros reprochan y se enfrentan al mensajero, otros entran en cólera e insultan o reaccionan violentamente,  incluso algunos lo ven como un proceso lógico. Habitualmente son más frecuentes las reacciones naturales de disgusto, preocupación y pesar.

Sin embargo, las personas afectadas agradecen la consideración y el interés de las personas que ofrecen ayuda. Mostrar interés y facilitar apoyo frente a sus preocupaciones, les proporciona un sentido de identidad y de afrontamiento normalizado.

Tal como indica el psicólogo Marcos Chicot, autor de ¡Me han despedido! Afrontar el desempleo constructivamente (Plataforma), “para afrontar el despedido de forma constructiva, lo recomendable es aprovechar la primera semana para descansar, reflexionar y comunicar la noticia a la familia y los amigos”. El paso siguiente es tener muy claro que “buscar trabajo es un trabajo en sí mismo”, lo que implica “establecer una rutina productiva, con un método y un horario que permitan profesionalizar al máximo este proceso”.

Lo que sí está claro es que para la persona despedida, se abre una serie de posibilidades bastante intensa, donde su principal trabajo será la búsqueda del mismo. Para ello aconsejamos:

  1. Comunicarlo a mis amigos, familiares, compañeros, etc. Ahora que están tan en boga las redes sociales y los contactos, utilizar mis redes para empezar a buscar un nuevo trabajo.
  2. Mantener una buena imagen en la empresa anterior, con lo que será más fácil que puedan ayudarme por si existe la posibilidad de recolocarme en esa empresa u otras del grupo, proveedores, clientes, etc.
  3. Seguir en contacto con mi antigua empresa mostrándome colaborador, con el fin de conseguir recomendaciones favorables sobre mis aptitudes y actitudes.
  4. Poner en movimiento mi CV en bolsas de trabajo, buscadores, ETT’s, etc.
  5. Acudir a empresas expertas en recolocación para mejorar mi imagen, mi CV, saber acudir a entrevistas, mejorar mis competencias, etc.

En Human&Partners podemos ayudarte a definir tu personal branding y optimizar los procesos de búsqueda de empleo.

En el último estudio realizado por Lee Hecht Harrison (Adecco), el outplacement consigue:

    1. Reducir la búsqueda de empleo a 6,1 meses frente a los 15,3 del resto de desempleados.
    2. Un 84% de los candidatos atendidos encontraron una nueva alternativa profesional en menos de un año.
    3. El 24% de los recolocados accedieron a su nuevo puesto de trabajo en un plazo inferior a 3 meses. El 54% lo hizo en menos de 6 meses.
    4. Los desempleados con edades comprendidas entre los 35 y 45 años son los que más rápido consiguen un nuevo empleo, en 5,5 meses de media.
    5. El 58% de los participantes en programas de recolocación consiguió recolocarse con un contrato indefinido (5 puntos porcentuales más que el año anterior).
    6. El porcentaje de candidatos que consigue igualar (27%) o incluso aumentar su salario (14%) representan ya el 41% del total de candidatos, una cifra más que favorable ante las actuales circunstancias del mercado laboral español.

Fdo. Francisco Galán González

Share

LEAVE A COMENT