Human and Partners | DEFENSA JURÍDICA Y RECLAMACIONES POR DAÑOS Y PERJUICIOS DERIVADOS DE ACCIDENTE DE CIRCULACIÓN: UNA BREVE PERSPECTIVA
Accidentes de trafico, asesoramiento juridico
accidente, seguro,tomador,poliza,abogado defensa juridica,coche
999
post-template-default,single,single-post,postid-999,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,large,shadow3

DEFENSA JURÍDICA Y RECLAMACIONES POR DAÑOS Y PERJUICIOS DERIVADOS DE ACCIDENTE DE CIRCULACIÓN: UNA BREVE PERSPECTIVA

05 Feb 2014, by nacho in Jurídico

ACCIDENTE DE TRAFICOCuando alguien se ve implicado en un accidente de circulación, sea conductor, ocupante del vehículo o peatón, como es obvio, dicha persona tiene el derecho a ser indemnizado por los daños y perjuicios que sufra, así como por los días de curación y las secuelas del mismo, salvo en el supuesto de que exista culpa exclusiva de la víctima.

           

Se puede reclamar, por medio de la interposición de una denuncia penal, recordar que el plazo es de 6 MESES DESDE EL DÍA DEL ACCIDENTE. Para cualquier reclamación en la vía civil, sea de forma extrajudicial o judicial, el plazo es de UN AÑO (interrumpiéndose la prescripción en el día en que se reclame). Hay que tener presente que, una vez pasados esos plazos, se perderá todo derecho a ser indemnizado. Es obligación legal, además del asegurado, declarar el siniestro a su compañía de seguros en el plazo de SIETE DÍAS, se considere o no responsable del siniestro, así como con independencia de que desee reclamar utilizando los servicios de uno de los abogados de su compañía o los de uno de su libre designación.

Ahora bien, existen dos posibles vías de reclamación: la convencional o la realizada a través de convenio. Aunque nos vamos a centrar en la primera, decir que la vía del convenio la inicia la propia entidad aseguradora, a través de los convenios CIDE/ASCIDE que son de aplicación a los accidentes de circulación ocurridos en cualquier país del espacio económico europeo o en países adheridos al sistema de Certificado Internacional de Seguro en la fecha del accidente, siempre que intervengan solo dos vehículos entre los que haya colisión directa, estén matriculados en España y dispongan de seguro de responsabilidad civil en la circulación de vehículos a motor con una entidad adherida a convenio.

 

          En cuanto a la vía que podemos denominar convencional, la misma es realizada mediante el seguro de defensa jurídica y por entidades distintas al asegurador, el cual debe permitir a los asegurados que confíen la defensa de sus intereses, si lo desean, a un abogado de su libre elección, siendo el importe de esta designación sufragado por la compañía de defensa jurídica, dentro de los límites que establezca el propio contrato. Cada compañía aseguradora suele tener un límite máximo en la cantidad a abonar en concepto de honorarios a los abogados que sus asegurados designen libremente.

     

          El asegurador asume la cobertura de los gastos de defensa (incluidos los gastos de abogado y procurador cuando su intervención sea preceptiva), imposición de fianzas y reclamación del asegurado que se haya visto envuelto en un accidente de circulación hasta el límite que fijen las condiciones particulares de la póliza de seguro.

 

Esta defensa del asegurado también puede alcanzar también a la defensa en procedimientos penales por accidente de circulación, tanto en juicios de faltas como en delitos por imprudencia, defensa por delito de omisión de socorro, por delito de conducción temeraria, o bajo la influencia de bebidas alcohólicas, drogas o estupefacientes (aunque no se haya producido accidente de circulación), en procedimientos por faltas o delitos de imprudencia, a causa de los daños producidos por los objetos o mercancías transportados (sean estos propios o de propiedad ajena), en procedimientos que por imprudencia se sigan por hechos ajenos a la circulación, siempre que tengan relación directa con el vehículo asegurado y no tengan origen contractual.

 

Sin embargo, aunque la cobertura de esta garantía alcanza a los gastos de abogado y procurador, no suelen cubrir las costas procesales a cuyo sea condenado el asegurado caso de sentencia adversa a sus intereses o pretensiones.

 

También es posible la reclamación, por parte del abogado colaborador del asegurador o del libremente designado por el asegurado, la reclamación de los daños corporales sufridos en accidente de circulación. Por parte de la compañía aseguradora se cubre el pago de los gastos de la tramitación amistosa y judicial de siniestros, para la obtención de las indemnizaciones debidas al asegurado en los supuestos de lesión o muerte causada con ocasión del uso y circulación del vehículo asegurado.

 

Esta cobertura de los gastos de reclamación por parte de la entidad aseguradora se amplía también a los ocupantes del vehículo y, asimismo, a los ocupantes transportados de forma gratuita en el vehículo, al tomador cuando este actúa como conductor ocasional de cualquier vehículo ajeno, de categoría equivalente, al tomador y conductor autorizado si se trata de accidentes derivados de cualquier hecho ajeno a la circulación, siempre que tenga relación con el vehículo asegurado y no tenga origen contractual, o al tomador cónyuge e hijos, que dependan económicamente de él y vivan con el mismo, por razón de accidentes sufridos como peatón o pasajeros de cualquier vehículo. Si el tomador del seguro es soltero estas coberturas se aplican a sus padres y hermanos, si conviven con el mismo y dependen económicamente de él. Si el tomador del seguro es persona jurídica la aplicación de estas coberturas tendrá lugar respecto de quién aquella acredite documentalmente como conductor habitual del vehículo.

 

 

Share

LEAVE A COMENT